SÍGUENOS TAMBIÉN EN FACEBOOK: www.facebook.com/reinadetodoslossantos Y TWITTER: @ReginaSanctorum

CONOCE A TU JUNTA DE GOBIERNO

Rosario de la Peña Fernández 
· Hermana Mayor · 


Año de nacimiento: 1964

Nº de Hermano: 42

Profesión: Administrativa en una Asesoría de Empresas

Reseña: Ha ocupado en anteriores Juntas de Gobierno los cargos de Vocal Sacramental, Vocal de Juventud, Mayordoma 1ª y Hermana Mayor, perteneciendo a la Hermandad desde el año 1976. 

1.- ¿Quién es Rosario de la Peña Fernández? Una feligresa de Omnium Sanctorum que dedica todo el tiempo que puede a la Hermandad de sus amores. 

2.- ¿Cómo pasas a formar parte de la Hermandad? Es una gran herencia que me ha dejado mi familia. 


3.- Una anécdota digna de mención. Hay tantas que no sé por cuál decidirme. Recuerdo los primeros años en los que cantaba los cultos mi hermano Joaquín, y Miguel Arques y yo tocábamos el órgano “a dos manos”. Digo “a dos manos” porque él tocaba la melodía con la derecha y yo los acordes con la izquierda. No habíamos tocado un órgano en nuestra vida y, viendo que los “mayores” hablaban de los apuros económicos de la Hermandad, nos decidimos a hacerlo nosotros. Hay hermanos que se han enterado de eso al cabo de los años. Se creían que había un coro profesional. Pasábamos muchos nervios, sobre todo el último día de Novena con la Procesión Claustral. También recuerdo cómo en uno de los Auto-Sacramentales que se escenificaron en la Parroquia, una de las actrices se quedó sin voz y mi hermana Pilar tuvo que hacer la voz del personaje mientras la actriz movía la boca como si hablara ella. Estábamos todos con el corazón en un puño porque no sabíamos cómo iba a salir el invento…..que, al final, salió bien. 

4.- Un momento en la Historia de la Hermandad. De la Historia reciente destacaría la vuelta a la Parroquia después de las obras en el año 1995. Para mí fue muy emocionante dejar la Parroquia que nos acogió durante tanto tiempo y volver por fin a nuestra Casa. En general, todos y cada uno de los momentos en los que compartimos la Fe y tratamos de llevársela a los demás. 

5.- ¿Recuerdas tu primer Cabildo de Oficiales? Recuerdo mejor mi primer Cabildo General. Ya sabéis que antes de la última reforma de las Reglas las hermanas no podíamos asistir a los Cabildos Generales y, mucho menos, presentarnos a unas elecciones. Las nuevas Reglas abrían la puerta a nuestra participación y, por lo tanto, podéis imaginar la ilusión que nos hizo a todas poder participar en este primer Cabildo. No se me olvidará nunca aunque, dicho sea de paso, puedo decir que no fue muy gratificante porque estuvo un poco “calentito”. También recuerdo, aunque no con tanta nitidez, mis primeros Cabildos de Oficiales. Me iba una hora antes para estar segura de que lo llevaba todo preparado. 

6.- Tu mayor orgullo. Haberme llevado más de 25 años acompañando al órgano prácticamente todos los cultos de la Hermandad. Durante tantos años, sólo recuerdo haber faltado un día a la Novena por encontrarme enferma. Ahora he cambiado el órgano por el banco de Juntas, pero tengo que reconocer que me gusta más la intimidad del coro que la solemnidad del banco. 


7.- La Hermandad ha hecho frente a muchas restauraciones en los últimos años. ¿Con cuál de ellas te quedas? Me quedo con todas y cada una de ellas porque se han llevado a cabo con un esfuerzo importantísimo de las mayordomías y porque la mayoría de los enseres estaban muy deteriorados. Por la impresión que me causaron una vez restaurados diría que el Palio y el Guión Sacramental. Destacaría también el Simpecado, especialmente porque creo que es la primera vez que se consigue restaurar una pieza de tanta envergadura económica sin que la Hermandad haya tenido que poner prácticamente nada del presupuesto ordinario, gracias sobre todo a un grupo de hermanos que se ha volcado con la restauración. 

8.- Tu campana favorita. Las tres juntas repicando en nuestros días grandes. 

9.- ¿San Miguel o San Gabriel? San Miguel, por su fuerza expresiva. San Gabriel, por su dulzura. 

10.- Un Santo de nuestros grupos. Artísticamente, tengo debilidad por Santa Catalina. Espiritualmente por San José. Mi madre y yo le rezamos todas las noches. 

11.- Un manto. No tengo predilección por ninguno de ellos. Me encantan todos. Si tuviera que quedarme con uno, quizás me quedaría con el de color salmón. 

12.- Una flor para su paso. Como dice una de las Cantigas que cantamos en la Novena, “La que por su gran hermosura es llamada Flor de las Flores”. La Santísima Virgen María es la flor más bonita de todo el paso. 

13.- Una marcha en una calle durante la procesión. “Reina de Todos los Santos”. Cuando toca la parte de las Coplas me da cierta melancolía. También creo que le van muy bien a nuestro paso las marchas macarenas. 

14.- En dos palabras, Noviembre en la calle Feria es… El mes de la Virgen. 

15.- De todas las actividades que se organizan a lo largo del año, ¿Con cuál te quedas? Quizás me quedaría con las convivencias en la Casa de Hermandad. Allí tenemos ocasión de hablarnos y escucharnos. Los menos jóvenes comparten con los más jóvenes sus experiencias y sus inquietudes y se toma el pulso a la Hermandad. Por supuesto, todas las demás actividades tienen su encanto y su finalidad. 

16.- ¿En qué se basan las líneas maestras de este mandato? Creo que la única línea maestra que debemos seguir es “amar a Dios sobre todas las cosas y al prójimo como a nosotros mismos”. 

17.- ¿Qué asignatura tenemos pendiente? La asistencia a las Misas por los hermanos que han fallecido. Creo que se está perdiendo el sentido cristiano de pedir por los difuntos. Hay hermanos que sólo van si conocen al fallecido y más como un acto social que como una vivencia religiosa. Yo siempre les digo a mis hermanos que tan Caridad es dar una limosna como pedir por los difuntos. Es algo que se está perdiendo como el respeto por las cosas sagradas. 

18.- El camino a seguir para encauzar ese tema. Todo se resume en una palabra: FORMACIÓN. Creo que tendríamos que convencernos de la importancia de la formación, que nos ayudaría a entender mejor todas estas cosas. Pero, desgraciadamente, son muy pocos los hermanos interesados en formarse, a pesar de que tanto la Parroquia como la Hermandad ponen los medios oportunos.


19.- Como Hermana Mayor, unas palabras a nuestros hermanos. Ya he hablado bastante así que, más que unas palabras, me gustaría daros un fraternal abrazo a todos.