SÍGUENOS TAMBIÉN EN FACEBOOK: www.facebook.com/reinadetodoslossantos Y TWITTER: @ReginaSanctorum

PRESENTACIÓN DE LOS NIÑOS A LA VIRGEN



El próximo Domingo, día 2 de febrero, durante la Eucaristía de las 12,00 h., tendrá lugar en nuestra Parroquia el acto de PRESENTACIÓN DE LOS NIÑOS A LA SANTÍSIMA VIRGEN. 

Al finalizar, toda persona que lo desee podrá acercarse para besar el lazo que colgará desde la mano de la Reina de Todos los Santos. 

Sabías que... 

... el día de la Esperanza, cada 18 de diciembre, la Imagen del Niño de nuestra Titular es retirada del culto, simbolizando el tiempo de la Expectación del Parto.

... cada 24 de diciembre se evidencia la Natividad del Hijo de Dios volviendo a colocarlo en los brazos de su Madre, vistiendo un batón, como se le pone a un recién nacido. Así le damos culto durante cuarenta días.

... hasta el 2 de febrero, día que la Iglesia conmemora la Presentación de Jesús al Templo, también llamada de la Candelaria, y de la Purificación de Nuestra Señora, en que ya aparecerá en los brazos de nuestra Reina sin el batón. 

... durante varios años, allá por las décadas de los 70 y 80, se celebraba en nuestra Parroquia la "Fiesta de las Candelas", portando cada participante en la Misa vespertina del 2 de febrero una vela, símbolo de la Luz de Cristo Resucitado. 

Desde hace tiempo, todos estos signos nos han ayudado a hacer patente la secuencia del calendario litírgico, de una forma sencilla, pero evidente a la vista de todos. Con gestos y costumbres así, nuestros mayores nos han impartido una catequesis constante. Nos han enriquecido como cristianos y transmitido la Fe. 

Hermanas y devotas que han ido donando sus ajuares de novia o la ropa de cristianar a sus hijos, para confeccionar ellas mismas los batones para nuestro Niño, las habilidades de tantos priostes y camareras, el don de la oportunidad de tantos hermanos y, cómo no, la inquietud de tantos mayordomos, nos emplaza a vivir y participar intensamente, una vez más, en esta celebración y a acercarnos a alabar a María y a su Bendito Hijo.