SÍGUENOS TAMBIÉN EN FACEBOOK: www.facebook.com/reinadetodoslossantos Y TWITTER: @ReginaSanctorum

NUESTRA FELIGRESÍA CALLE A CALLE

Relator


Lo que ahora llamamos calle Relator se conocía antiguamente por varios nombres a lo largo de sus diferentes tramos. El tramo inicial era la calle Honda, desde la Alameda de Hércules hasta lo que hoy es la calle Señor de la Sentencia:

[...] se llama así porque en efecto en lo antiguo estaba muy honda a causa de la inmediación a la Alameda, sitio de desagüe común de las aguas de la mayor parte de la ciudad; [...]
González de León (Noticia histórica del origen de los nombres…)

Como calle Honda cruzaba, por tanto, la calle Feria, si bien entonces ese tramo no recibía este último nombre, sino el de calle Linos, terminando la calle Feria en la plaza de la Feria, donde ahora está el mercado de abastos.

A partir de la que, siempre siguiendo a González de León, era entonces lo que se conocía precisamente como calle Relator (la que luego fue Escuderos y, desde 1997, Señor de la Sentencia) se iniciaba la calle San Basilio, que llegaba hasta la esquina de la calle del Pozo. Se llamaba así porque en ella existía el convento de San Basilio, fundado en 1593 y que perduró hasta la exclaustración eclesiástica de 1835.

En el mismo lugar donde se encontraba el desaparecido convento se encuentra, desde 1871, la parroquia de San Basilio de la Iglesia Española Reformada Episcopal, perteneciente a la Comunión Anglicana.

Desde la calle Pozo, la actual calle Relator pasaba a conocerse como calle de la Cruz de la Caja. El nombre de Cruz de la Caja de deriva de una cruz de madera situada en el interior de una caja también de madera con puertas colocada en lo alto en una pared. A una barreduela aún hoy existente en mitad de este tramo, entre Pozo y Malpartida, se la conocía también a veces como plaza de la Cruz de la Caja. La calle terminaba en el lugar conocido como los Cuatro Cantillos, es decir, el cruce con la calle Real (hoy San Luis), junto a la plaza del Pumarejo.

Referencias: